Los beneficios del café para el corazón


Al café siempre se le han atribuido efectos excitantes asociados a una aceleración del ritmo cardíaco que puede ser perjudicial para el sistema cardiovascular de nuestro organismo. Si bien es cierto la existencia de estos efectos lo cierto es que han aparecido estudios que desvinculan esta asociación y que incluso aportan información sobre los beneficios que pueden producir para el corazón.

La cafeína contenida en el café es un alcaloide que posee propiedades estimulantes que se asocia con el peligro de padecer enfermedades cardiovasculares. Sin embargo, no se ha logrado encontrar relación directa entre los problemas cardíacos y la ingesta de café. Parece que la asociación se da sobre todo por un estilo de vida poco saludable con falta de ejercicio agravado por el alcoholismo y el tabaquismo.

Las propiedades estimulantes del café se han usado sobre todo para conseguir mayor concentración y energía que nos ayude a nuestra actividad en tramos de la jornada en los que solemos tener mayor demanda de este tipo de factores como son las mañanas y después de la comida. Resulta inconveniente sin embargo su ingesta en las últimas horas del día ya que puede producir insomnio.

Esta propiedad estimulante viene acompañada de una mayor frecuencia cardíaca y una mayor presión arterial. Pero los niveles a los que se llegan jamás se han podido asociar con patologías cardiovasculares. Todo lo contrario, recientes estudios han demostrado que el café tiene propiedades protectoras que pueden traer beneficios para nuestro corazón.

Una investigación realizada por el National Institute of Health (NIH) de Estados Unidos en el que se analizó a 400 000 personas de entre 50 y 71 años durante un periodo aproximado de 14 años reveló que los consumidores habituales de café tenían menos riesgo de muerte en enfermedades cardiovasculares además de otras dolencias como el ictus, la diabetes y enfermedades respiratorias.

Diversos estudios rompen con el mito de que el café es malo para el corazón

Pero ¿en qué se concreta los beneficios del café para el corazón. Según los estudios presentados por el NIH publicado en la prestigiosa revista American Heart Association el café tiene un efecto cardio protector, esto es, previene contra las insuficiencias cardíacas. Para ello es conveniente no pasar de la cantidad diaria de cuatro tazas de café. Por encima de esa cuota pueden aparecer efectos inflamatorios perjudiciales.

Y es que el café cuenta con un componente que quizás no se le suele atribuir y que traen muchos beneficios para el corazón: los antioxidantes. El café es uno de los alimentos con mayor número de estos elementos, polifenoles en este caso, que evitan la oxidación celular y los daños de los radicales libres.

La alta aportación de antioxidantes que produce el café también se demostró en 2005 en la reunión anual de la American Chemical Society donde se presentó una investigación sobre el aporte de estos elementos tan buenos para nuestro organismo. Por otro lado, el café con su efecto estimulante libra la sangre de la grasa tan perjudicial. Esto trae también grandes beneficios para el corazón.

Otro estudio de la Universidad de Harvard publicado en 2006 y realizado durante 20 años sobre 128 000 sujetos también rompió la relación directa entre el consumo del café aumentara el riesgo de sufrir síndrome coronario agudo.

Como puedes comprobar desde hace ya casi 15 años que se ha roto el mito de que el café es perjudicial para el corazón. Todo lo contrario, parece traer beneficios si se toma en la cantidad recomendada y dentro de una dieta y estilo de vida saludables. Esto es una buena noticia para los amantes del café.